Todos los 21 de Marzo

abril 5, 2019

Hay días en el año para los que las Naciones Unidas no han encontrado ocupación. Sin embargo hay otros, pongamos el 21 de marzo, que se llenan de buenos deseos internacionales. Puede que el motivo sea el equinoccio que transforma el invierno en primavera.

El 21 de marzo ha sido declarado por la Naciones Unidas Día Mundial del Síndrome de Down y Día Mundial de la Poesía. Pero, además, la ONU ha decidido conmemorar el mismo 21, otros tres Días Internacionales. Uno de ellos, el Día Internacional de los Bosques. Resulta que nos llenamos la boca con los famosos pulmones verdes, pero deforestamos a marchas forzadas.

Otro el Día del Novruz, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Se trata de esa fiesta de recibimiento de la Primavera, de renovación de la naturaleza, cargada de deseos de solidaridad, paz, buena vecindad, convivencia familiar y entre los pueblos. Una fiesta de la diversidad cultural que se celebra desde los Balcanes hasta la India, pasando por Macedonia, Turquía, o Afganistán. O desde Rusia hasta Irán, pasando por Kazajstán, Kirguistán, o Taykistán. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Vuelve el eterno pelotazo

abril 5, 2019

Vivimos en un país que ha hecho de la necesidad negocio. Una de esas necesidades es la de la vivienda, contemplada como derecho constitucional. Sobre esa necesidad se han construido inmensos negocios que han sostenido el crecimiento económico entre crisis y crisis.

Cuentan que la Regente María Cristina reunió a mediados del siglo XIX a los empresarios de la Villa y Corte, poco habituados a adentrarse en negocios mineros, siderúrgicos, comerciales, textiles, o de cualquier índole productiva y les vino a decir algo así como, Madrid no tiene industria, pero sí tiene mucho suelo disponible. Hagamos industria del suelo.

Hacía referencia a que los vascos, o los catalanes, habían buscado actividades sobre las que sustentar su crecimiento económico y social, mientras que la capital seguía siendo una ciudad de servicios a la Corte, cuarteles, talleres artesanos, manufacturas militares, aristócratas, criadas, pequeños comerciantes y mucha gente malviviendo y buscándose la vida en trapicheos varios. Lee el resto de esta entrada »


De huelgas, atentados y conspiraciones

abril 5, 2019

Un año más hemos vivido, el 8 de Marzo, una de las más impresionantes manifestaciones del movimiento feminista. A los pocos días, nos hemos enfrentado de nuevo al recuerdo del brutal golpe terrorista del 11-M. Quince años, ya han transcurrido 15 años. Parece ayer, o toda una eternidad.

Ya se ha dicho todo, o casi todo, en artículos, tertulias, editoriales, columnas, libros, conferencias, sobre ambas fechas, pero hay algunas reflexiones, no necesariamente acertadas, que se me vienen a la cabeza, al bies de algunas cosas que he visto, oído, pensado, en estos días. Y quisiera hacerlo a la manera de Rohmer en sus películas, Yo no digo cosas en mis películas, muestro gente que habla y se mueve como los paisajes, las caras, los gestos y sus comportamientos.

Una joven participa en la manifestación feminista. Se encuentra en el lugar donde se organiza la pancarta, el lugar donde la cabecera aún no ha arrancado a andar. La megafonía instalada en una furgoneta habla de las reivindicaciones del día. La huelga laboral, la huelga estudiantil, la de consumo. El combate contra la violencia de género y las muertes que no cesan. Lee el resto de esta entrada »


La conjetura de los Nadie

abril 5, 2019

Los Nadies me parecen la medida del tiempo que nos toca vivir. A veces como herida, otras como cicatriz. Sus vidas son la llave para adentrarse en los misterios del mundo. Su existencia juzga la historia. Salva a unos, condena a otros. Para ellos he escrito un poemario y un libro de cuentos que se adentra en La Tierra de los Nadie.

Los Nadies constituyen una conjetura a cuyo análisis y demostración deberíamos dedicar muchos esfuerzos. Tantos, al menos, como los que dedicaron cientos de matemáticos durante un siglo, a intentar demostrar  la conjetura de Poincaré, considerado uno de los siete problemas del milenio, establecidos por el Clay Mathematics Institute.

Hasta que un ruso, Grigori Perelmán, lo resolvió. A renglón seguido renunció al millón de dolares del premio y rechazó la Medalla Fields, el equivalente a un Premio Nobel en Matemáticas.  Pero esta es otra historia que merece la pena ser contada en otro momento.

He tomado para mis libros el término Nadies de ese precioso poema de Eduardo Galeano que siempre me estremece, Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres. El corrector me subraya en rojo la palabra nadies. No tiene por qué un corrector diseñado para la escritura políticamente correcta, saber discernir la perfección que habita en este plural que sólo existe en el español andino que se habla en las fronteras de Ecuador, Perú, Bolivia. Lee el resto de esta entrada »


La igualdad empieza por el empleo

marzo 10, 2019

Las fake news, las noticias falsas, marcan el signo de nuestro tiempo. Cada día nos vemos sorprendidos por una batería de primicias inventadas y opiniones manipuladas, vertidas en las redes sociales, en tertulias televisivas o radiofónicas, en artículos de opinión y luego difundidas en conversaciones, grupos, barras de bar. Van creando tendencias negacionistas de la verdad, a base de repetir mentiras, o medias verdades, que calan en la sociedad y terminan por configurar realidades paralelas que nunca confluyen, fracturando la sociedad, cerrando las puertas a cualquier transacción, negociación, acuerdo, o diálogo.

Así parece ocurrir con la igualdad de la mujer en nuestra sociedad, especialmente cuando llegan fechas como el 8 de Marzo, que deberían permitir una confluencia de toda la ciudadanía en torno a unas cuantas ideas compartidas que harían posible dar pasos hacia la puesta en marcha de actuaciones políticas, sociales, personales, que resolvieran los problemas.

Es cierto que, año tras año, vamos asistiendo a avances, fruto de la constante reivindicación de mayores cotas de igualdad, pero no es menos cierto que esos avances son demasiado lentos en un mundo acelerado como el que vivimos. Por eso es necesario recordar unas cantas ideas que no pueden verse tapadas por el discurso negacionista, ni mucho menos por el postureo al uso, que tiñe de morado los perfiles de quienes poco hacen por alentar la igualdad. Lee el resto de esta entrada »


Serenísima República de Venezuela

marzo 10, 2019

Venezuela me pilla lejos. Si me pongo a opinar sobre los problemas que atraviesa, seguro que meto la pata. Si me animo a decir algo sobre la cuestión es tan sólo porque veo que desde la tertulia televisiva hasta la barra del bar, nadie se recata en dar su versión y explicar qué hay que hacer y qué no se debe permitir. No será muy grave que me meta en el charco y chapotee un poco en la ciénaga. Seguro que no va a quedar más fangosa por el hecho de que lo haga.

Vamos a ello. Venezuela significa la Pequeña Venecia. Parece que Américo Vespucio, cartógrafo italiano en una expedición capitaneada por Alonso de Ojeda, al llegar al Lago de Maracaibo vio la costa poblada de chozas nativas, asentadas en pilares sobre el agua.

Se ve que el tal Vespucio andaba ya ensayando eso de dar nombre a las tierras descubiertas por otros y se le ocurrió llamar Venezziola, en honor de la Serenísima República de Venecia, al territorio que tan sólo un año antes Colón había denominado Tierra de Gracia, porque por allí cerca le parecía que debía encontrase el Paraíso Terrenal. Lee el resto de esta entrada »


La banca siempre gana

marzo 10, 2019

Me voy de gestiones bancarias. La verdad es que procuro no consumir demasiado tiempo esperando turno en una sucursal, o haciendo cola ante una caja. Me he ido acostumbrando (o me han ido amoldando), a realizar  gestiones sencillas desde casa, conectado a un viejo ordenador. Me he instalado cómodamente en el más básico de los niveles, sin haberme atrevido a incurrir en las prácticas de esos jóvenes que ponen el móvil encima de un datáfono y pagan la hamburguesa.

Pero, aún con ese Nivel Below, bajo, de abajo, ínfimo, me doy cuenta de que hace meses que no piso una oficina bancaria más allá del cajero. Pero hay veces en las que no hay más remedio que poner un papel sobre la mesa física de un bancario, o bancaria, que no banquero, o banquera y firmar algo delante de él.

Procuro concentrar las gestiones bancarias en un solo día, para quitármelo de en medio de un plumazo. En estos pocos meses en los que les he dejado solos, me asombro de que la oficina ya no existe. La caja ha desaparecido. Allí no hay dinero. Si quieres dinero te acompañan amablemente a los cajeros automáticos.

Te acomodan ante una mesa de terraza de bar y te sirves un café, mientras esperas que las otras mesas se vayan despejando. Entre sorbo y sorbo ojeo un folleto en el que me cuentan que acabo de adentrarme en un espacio inspirado por mí. Más tecnológico, pero más personal, humano, cercano y transparente. La verdad es que si prestara un poco de atención, no sería difícil enterarme de los trámites que se van realizando a mi alrededor. Transparencia absoluta. Lee el resto de esta entrada »