FELIZ AÑO 2011

diciembre 31, 2010

 Suelo poner una foto en cabecera. En esta ocasión la foto está por hacerse. Imagínala tú.

No es sarcasmo. Que alguno, más que alguna, pensará que no viene a cuento el deseo, con la que está cayendo y consciente como es uno de que el deseo lleva camino de ser sólo eso, ingenuo deseo, sin base sólida alguna. Para algunos y algunas sobre todo, según en qué casos, puede, efectivamente, sonar a sarcasmo, tan anegados por la crisis que no cesa, han quedado sus lares, su familia, sus vidas. Leer el resto de esta entrada »


DEFRAUDADORES, ESPECULADORES Y OTRAS MALAS HIERBAS EN EL SOLAR PATRIO

diciembre 29, 2010


En España hay algo así como 110 millones de billetes de 500 Euros, es decir algo así como 55.000 millones de euros. Dicho de otra manera, el 66 por ciento del dinero en circulación lo tenemos en billetes de 500 euros. Somos el país de Europa con más billetes de 500 euros.

La única explicación es que somos también el país campeón de la economía sumergida y el fraude fiscal. La base de esta situación se encuentra en una especulación inmobiliaria desproporcionada. Los orígenes del dinero negro se encuentran siempre, o casi, en el suelo y el ladrillo. Quien vende suelo, lo compra, lo recalifica, promueve, construye y comercializa, compone un circuito de fraude que alcanza a toda la economía nacional. Leer el resto de esta entrada »


INFELIZ AÑO NUEVO PARA LAS PERSONAS PARADAS

diciembre 28, 2010

 

Hemos convocado una rueda de prensa el 28 de Diciembre, Día de los Santos Inocentes, para valorar la situación madrileña. Hace un año hubiéramos considerado una inocentada que el Gobierno de España hubiera anunciado que a lo largo de 2010 se iban a recortar las inversiones públicas en un momento en el que ha desaparecido la inversión privada y los bancos nos prestan dinero. Inocentada, el que se recortasen los sueldos de los empleados públicos al poco de firmar un acuerdo que suponía la congelación salarial para 2010. Que una Reforma Laboral por decretazo iba a facilitar el despido y abaratarlo.

Hubiéramos considerado  una inocentada la decisión de suprimir la ayuda de 426 euros para aquellas personas que carecen ya de toda prestación contributiva o subsidio por desempleo. Inocentada el anuncio de la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años. O que el Gobierno de España se apuntase a las rebajas fiscales de Esperanza Aguirre incrementando la desigualdad fiscal y rebajando los ingresos públicos en un momento en el que son más necesarios que nunca. O que se iba a permitir la entrada de capital privado en AENA o en Loterías Nacionales, entregando a la gestión privada aeropuertos como El Prat o Barajas. Hubiéramos tachado de inocentada el que el Gobierno anunciase que iba a reformar la Negociación Colectiva, suprimiendo los derechos básicos del Convenio Colectivo y obligando a abordar cada negociación desde cero.

Sin embargo los Santos Inocentes hemos visto cómo se iban cumpliendo esas inocentadas a lo largo del año que termina. Este país tiene un problema de paro y crisis económica, tal como reconocen todas las encuestas. El paro es la preocupación principal de la inmensa mayoría de las personas.

Necesitamos recursos para combatir la crisis y preservar la cohesión social. Necesitamos una Reforma Fiscal para combatir el fraude y equilibrar el esfuerzo recaudatorio, de forma que los trabajadores paguemos menos y las rentas de capital aporten más al esfuerzo colectivo. Necesitamos una Reforma en toda regla de la banca para sacarla del agujero negro del ladrillo y reconducirla hacia otro tipo de inversiones más productiva y menos especulativas…Y, sin embargo, nuestros Gobiernos se empeñan en ajustes, y recortes que meten la mano en los bolsillos de los trabajadores, los pensionistas y los parados. Increíble, pero cierto. Todo ello al dictado de “los mercados”, que no son otra cosa que los fondos de inversión, los banqueros y las 37 grandes empresas que dictan al Gobierno las medidas que hay que tomar.

Mientras tanto, Madrid cuenta con 336.000 personas más en situación de desempleo que antes de entrar en la crisis, lo cual supone que tenemos 546.000 personas paradas en la Región. 210.000. personas llevan más de un año en el paro. 240.000. carecen de prestación o subsidio de desempleo. 350.000. personas paradas no contarán con ingreso alguno, si desaparecen los 426 euros de ayuda.

La crisis se ha llevado por delante uno de cada cuatro empleos en la industria regional, uno de cada tres en la construcción y tres de cada cuatro en la agricultura. La tasa de paro no llegaba al 6´5 por ciento antes de la crisis y ya se encuentra en el 16 por ciento. La tasa de paro entre los jóvenes menores de 25 años es del 38 por ciento y la de los menores de 19 que quieren trabajar del 58 por ciento. Sólo una de cada dos mujeres consigue trabajar y cuando lo consigue su contrato es temporal, peor pagado, a tiempo parcial y precario.

Una de cada cuatro familias madrileñas tiene a más de la mitad o a la totalidad de sus personas en edad de trabajar en el paro. Son muchas las familias que subsisten gracias a la pensión del abuelo o la abuela. Pero el 78 por ciento de los pensionistas madrileños, 770.000 personas verán congelada su pensión en 2011. Al tiempo que la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años hará que 550.000 personas tengan que seguir trabajando, taponando el acceso al empleo a jóvenes y parados.

Infeliz ha sido el año 2010 e infeliz se anuncia el 2011. Vamos a un escenario de conflicto abierto, de agresiones aceleradas, por etapas y sistemáticas contra las rentas de los trabajadores y nuestros derechos laborales y sociales. Escenario de conflicto que preludia nuevos episodios de Huelga General, a la que sólo falta que el Gobierno ponga fecha con la aprobación de estas medidas. Conflicto que supone un retroceso democrático que convierte a la política y a los políticos en instrumentos de los poderes económicos, dando la espalda a las exigencias, preocupaciones y necesidades sociales.

De nuevo Esperanza Aguirre marca el camino eliminado cualquier vestigio de participación de la sociedad en las políticas públicas, poniendo en marcha una Ley Mordaza que acaba con la mayoría de los organismos de participación social. Primero deja de reunirlos, les quita competencias, presupuesto. Al final, los suprime porque “no valen para nada”. Manos libres para hacer y deshacer sin testigos incómodos, atendiendo los intereses de los poderosos.

Conflicto social, desconfianza en la política y en los políticos, pérdida de cohesión social, abandono del diálogo sustituido por la imposición de las decisiones de los “mercaderes”. Malas noticias de infelicidad para la ciudadanía y para la clase trabajadora. No es la hora de la resignación, sino la de tomar el futuro en nuestras manos. 2011 nos espera a la vuelta de la esquina.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid


REVISTA DE ESTUDIOS DICIEMBRE

diciembre 26, 2010

Se ha publicado la Revista de Estudios de la Fundación 1º de Mayo. Jugosos e interesantes artículos sobre la Encrucijada de la Unión Europea. Los Presupuestos Generales del Estado para 2011. La reunión del G-20 en Seul. La quiebra del modelo social europeo y la crisis de la política. La Iniciativa Legislativa Popular ILP. El callejón portugués. La expulsión de gitanos rumanos en Francia. La técnica financiera al servicio del mal. La repercusión de la crisis en Andalucía. O una interesante entrevista con Tarso Genro, ex ministro de Educación,, Relaciones Institucionales y Justicia, durante los Gobiernos de Lula en Brasil y, actualmente, Gobernador de Río Grande do Sul.

Una revista para leer despacio, artículo a artículo, dándose tiempo para repensar lo leído.

Un importante esfuerzo de análisis y reflexión, al servicio de un debate absolutamente necesario. Análisis y reflexión, al servicio de un debate absolutamente necesario.

Consulta el nº 22 de la REVISTA DE ESTUDIOS


EL AÑO QUE PERDIÓ ESPAÑA

diciembre 22, 2010

Venimos de la Huelga General del 29-S y acabamos de manifestarnos el 18 de Diciembre. Vamos hacia una nueva Huelga General en Enero si nadie lo remedia. Todo en un año que perdió España. Hace tan sólo un año era impensable que para afrontar la crisis, un gobierno elegido con votos de la izquierda, emprendiera un camino de acoso, ajustes y agresiones hacia los trabajadores y trabajadoras. Con una dureza inusitada. El giro de 180 grados se presenta como inevitable. La resistencia se presenta como inútil. No hay marcha atrás. Recortes de inversiones públicas para paralizar la economía. Recortes del gasto público, para no pagar a los proveedores. Recortes salariales de los empelados públicos, para disminuir el consumo. Recortes de las pensiones de los pensionistas, ya de por sí situadas lejos del mileurismo.

Reforma Laboral, para precarizar, temporalizar y acabar con el empleo decente, abaratando y facilitando el despido. Quitar los 426 euros a los parados sin prestación por desempleo, para humillar y excluir a muchas familias. Privatizar empresas públicas como los aeropuertos y hasta la Lotería, para satisfacer a los inversores privados.

Rebajar, recortar, privar de pensiones, con la ampliación de la edad de jubilación a 67 años, más años trabajados para jubilarse, más años para calcular la pensión.

Luego reformarán la Negociación Colectiva para quitar poder colectivo a los trabajadores. De uno en uno ante el empresario.

Se podría hacer de otra manera. CCOO y UGT hemos presentado una Iniciativa Legislatura Popular para reclamar otras medidas. Pero seguirán escuchando tan sólo a los 37 grandes empresarios del país. Millones de firmas frente a 37 aristócratas no valdrán nada, si no las hacemos valer en la calle.

Mercaderes frente a pueblos. Los mercados frente a la democracia. La vida frente a la persona convertida en mercancía.

Nosotros elegimos. Por nosotros y por nuestros hijos e hijas. Vamos a una lucha larga. Vamos a defender nuestro futuro. Quien no está contra nosotros puede ser de los nuestros. Quien está contra nosotros, no tendrá futuro y será recordado como una desgracia más de las muchas que hemos padecido. Pero desgracia a fin de cuentas.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid


EL GOBIERNO CONGELA A LOS PENSIONISTAS

diciembre 21, 2010

En Madrid hay 972.980 pensionistas.  Somos por número, la tercera región en número de pensiones, por detrás de Cataluña con más de millón y medio de pensionistas y Andalucía con casi 1,4 millones.

La pensión media madrileña no llega al mileurismo, situándose en 927,7 euros al mes.  Muy por encima de la media nacional de 783,5 euros y ligeramente por debajo de los 935 euros de Asturias, o los 970 de Navarra.

En Madrid hay 207.744 pensionistas que cobran complementos a mínimos para poder alcanzar la pensión mínima.

Se acerca al el final del año. A finales de enero nuestros pensionistas verán actualizada su pensión con una paga extra.  Como el gobierno preveía una subida del coste de la vida del 1 por ciento para 2010 y la inflación interanual se situó en Noviembre en un 2,3 por ciento, la paga de actualización de Enero será de un 1,3 por ciento.

Sin embargo, el decretazo de ajuste del Gobierno impedirá la revalorización de las pensiones en 2011 de acuerdo con las previsiones de inflación, ni serán tampoco revisadas al final de ese año, de acuerdo con la evolución que tenga el IPC.  Sólo las pensiones mínimas, las del extinto SOVI y las no contributivas se verán incrementadas.

Esta decisión injusta y arbitraria, en un momento en el que no es la seguridad Social lo que está en riesgo, hará que más del 70 por ciento de los pensionistas españoles y más del 78,6 por ciento de los pensionistas madrileños vean congelada su pensión.  Más de 6 millones de pensionistas en España y casi 770.000 en Madrid.  Si tomamos en cuenta que la previsión de inflación se verá desbordada al alza, no estamos ante una congelación, sino ante una pérdida de poder adquisitivo de la inmensa mayoría de nuestros pensionistas.

Hay que recordar, además, que las mejoras de las pensiones mínimas, en los últimos años, han sido pagadas por las cotizaciones sociales, con un esfuerzo mínimo de los impuestos del Estado.

En cuanto a los complementos a mínimos, que el Estado se había comprometido a pagar íntegramente, seguirán siendo financiadas en más del 60 por ciento por las cotizaciones sociales de trabajadores y empresarios.  Todo ello, pese a que el Acuerdo de Pensiones de 2001 estableció que para 2014 los complementos a mínimos se pagarían exclusivamente vía impuestos, lo cual resulta casi imposible al paso que vamos.

Es muy difícil explicar, imposible de entender, que para apagar el fuego de la crisis, desencadenado por las entidades financieras  y los grandes inversores, se someta a acoso y derribo nuestro saneado sistema de pensiones, aduciendo que tendremos un problema dentro de 20 años.  Que se congelen las pensiones y se pretenda ampliar la edad legal de jubilación a 67 años, exigiendo más años cotizados para tener derecho a pensión y ampliando el número de años para calcular la pensión

Que esto ocurra, mientras los sueldos de los altos ejecutivos son intocables y mientras se bajan impuestos a los más ricos, a los empresarios, hasta el punto de que 9 de cada 10 euros de recaudación del IRPF proceden de las rentas de los trabajadores y trabajadoras, nos sitúa ante una imposición inaceptable que provocará más fracturas sociales y agudizará el conflicto social, si el Gobierno y las fuerzas políticas no asumen los verdaderos problemas fiscales y financieros del país y siguen golpeando con saña a nuestros mayores, a los trabajadores y trabajadoras y a la ciudadanía.  Eso sólo produce menos actividad económica, más paro y más tensiones sociales.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid


DEFENDER EUROPA

diciembre 20, 2010

La crisis económica, lejos de remitir, empeora notablemente en esta Europa, que carece de una estrategia compartida para superar la crisis. Maniobras contradictorias de países como Alemania, Francia, o del Banco Central Europeo. Declaraciones imprudentes, opiniones contrarias de gobernantes, expertos y responsables económicos y políticos, añaden tensiones e incertidumbres sobre la credibilidad y solvencia de éste o aquel país.

Hasta países como Irlanda que emprendieron sacrificios desde el principio de la crisis, tras dos años de recortes y ajustes, cuando contaba con un sector público debilitado, bajas tasas de interés y mínimos impuestos. Un país que era tomado como referencia ultraliberal de salida rápida de la crisis, ha topado de bruces contra los mercados. Irlanda ha sido obligada al rescate y aún así sus bonos se sitúan en niveles peores que antes de ser rescatados.

Grecia, e Irlanda. Pero también Portugal o España. Luego Italia, Bélgica o Francia soportan las presiones de los mercados, mientras los gobernantes europeos hablan tan sólo para generar nuevas dudas y alimentar nuevas tensiones. Hay quien cuestiona la propia supervivencia del euro, que a falta de una política común, o unos derechos sociales compartidos, es la única bandera de unidad de Europa.

Se aleja así, cada vez mas, el horizonte de salida de la crisis. Se dificulta una salida de la crisis en un plazo de tiempo aceptable. Impide que Europa asuma un papel de liderazgo mundial en la superación de la crisis con un modelo económico y social democrático y libre.

Los pueblos, los trabajadores y trabajadoras europeos vivimos con asombro y preocupación, la incapacidad que demuestran nuestros gobernantes europeos para gobernar, o resistir cuando menos, la presión de los mercaderes que obtienen cuantiosos beneficios en cada asalto a un país europeo.

La ansiedad y ajustes no son recetas que permitan sacarnos de la crisis. El nerviosismo, cuando no la imprudencia compulsiva de los gobernantes europeos no trasladan la serenidad y unidad necesarias para afrontar esta dura crisis global convertida en una gran oportunidad de negocio para los mercaderes expertos en la especulación.

Una incapacidad de los políticos, una hiperactividad especulativa de los mercaderes, que sólo pueden tener el contrapeso de los trabajadores, las trabajadoras, la ciudadanía europea, que exigen un debate menos tumultuoso y más estrategias compartidas que permitan salir de la crisis, asegurando un modelo económico, con controles democráticos, capaz de consolidar un modelo social que garantice la cohesión social y el Estado del bienestar.

En este sentido de las movilizaciones convocadas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), el 29 de Septiembre, el 15 de Diciembre, y en el primer trimestre de 2011, en todos los países europeos.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid