LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA CON LOS TRABAJADORES.

julio 31, 2010

Es de agradecer que, desde el mundo de la Universidad, en este caso 120 profesores y profesoras de la Universidad de Sevilla y Pablo de Olavide, se sostengan posiciones que ponen en cuestión muchas afirmaciones que oímos machaconamente, día tras día en bocas de miembros del PdT (Partido de los Tertulianos-Pedete), siempre atentos al flujo del dinero que emana del poder económico. Riadas de palabras que terminan por calar en las mentes conformando opiniones y marcando tendencias, aunque no tengan nada que ver con la realidad.

Cualquier tertuliano consigue que sus opiniones adquieran apariencia de verdad, por encima de las consideraciones que un estudioso universitario intente hacernos llegar.

Sostienen los profesores sevillanos, en una Declaración Pública, que la crisis ha sido provocada por el sistema financiero que ha convertido la especulación en principal fuente de beneficio. Por eso no saldremos de la crisis sin cambiar las reglas del sistema financiero, sin acabar con los paraísos fiscales sin establecer controles sobre la actuación de los bancos, evitando que impongan su funcionamiento a la economía mundial. Afirman que no son los ciudadanos los que deben pagar los platos rotos de los bancos.

Consideran que España sufre más la crisis a causa de Gobiernos que han consolidado un modelo de crecimiento basado en la construcción, la explotación irracional de los recursos naturales, la dependencia de grandes corporaciones. Si mantenemos este modelo no saldremos de la crisis.

Según estos 120 profesores universitarios, el poder de los mercados para imponer a las instituciones sus “soluciones”, pone de relieve la fragilidad de la democracia. Las recetas de los mercados suponen menos democracia, menos bienestar y menos justicia.

Lejos de considerar que las medidas impuestas por los mercados son las únicas posibles, lo cierto es que otros países utilizan otras vías para combatir la crisis. La imposición de los mercados conduce al desastre.

Lo primero que habría que hacer es devolver el crédito a las empresas y familias y para ello el Estado debe tener fuentes seguras de financiación. Es inmoral que los bancos obtengan dinero público al 1 por ciento de interés, para comprar deuda pública al 5 ó incluso al 10 por ciento. Necesitamos una banca pública, concluyen.

La Reforma Laboral sólo pretende debilitar el poder de negociación de los trabajadores y no crear empleo. Reducir salarios y rentas de la población es como querer salir de un hoyo tirándose de los pelos. Son estas rentas las que mantienen la actividad económica. Reducir rentas para aumentar beneficios empresariales y bancarios conduce a una dolorosa depresión económica.

Los recortes de gastos sociales no son eficaces, ni justos. Se pueden aumentar los ingresos sin hacer caer la carga sobre los más desfavorecidos, sino sobre los que provocaron la crisis, o los que disfrutan de ingresos o riquezas superiores.

Es difícil tomar decisiones diferentes a las que proponen la patronal o los banqueros, pero hay que escuchar la voluntad y las necesidades de la ciudadanía.

Es necesario promover el debate social, diálogo social, información veraz e independiente, desde los medios públicos de comunicación. Asistimos a un monopolio de ideas, difundidas en medios de comunicación privados, afines al poder económico y sus propuestas.

El compromiso de estos profesores universitarios es contribuir a que la sociedad tome conciencia de esta situación, de que las medidas que se están adoptando no permitirán salir de la crisis, porque sólo facilitan la recomposición de beneficios para los más ricos. Contribuir a difundir otras medidas, otras propuestas, otras formas de hacer frente a la crisis. Otras formas respetuosas con el bienestar y la justicia, además de ser más eficaces para superar la crisis.

Es de agradecer, reitero. Es de agradecer.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid


ANSON Y LOS 10.000 LIBERADOS

julio 28, 2010


Un eminente monárquico constitucionalista, Luís María Anson, me sorprende desde la segunda página del diario inconstitucionalista El Mundo, atacando a los sindicatos.

En teoría, el artículo pretende hablar de los liberados sindicales, pero en sus afirmaciones rebosa un abierto rechazo a la libertad sindical en España.

Parte Anson de una curiosa y arcaica anécdota.  Decidió, a parecer, durante la transición, acudir a una manifestación, por primera y última vez en su vida, a favor de un periodista perseguido por defender la libertad de expresión, Xavier Vinader.

Se dignó bajar de los despachos de la presidencia de la Federación Española de Asociaciones de la Prensa, pensando que de los 3.000 periodistas madrileños, acudirían 200 ó 300 a la cita.

Sin embargo sufrió una desagradable sorpresa, cuando se topó con una manifestación de 10.000 personas, con pancartas, megáfonos, servicio de orden, consignas.  Vaya, la Biblia en pasta, según sus propias palabras.

De esta embarazosa experiencia, Don Luís María extrajo varias conclusiones prácticas que le han iluminado durante toda su vida.  La primera, por supuesto, no volver a acudir a ninguna manifestación.  La segunda, constatar el impresionante poder de la maquinaria de agitación y propaganda soviética.  La tercera, que todos, en aquella manifestación, eran “liberados Sindicales”.

Quiero recordar que Xavier Vinader era perseguido por unos artículos publicados a finales de los años 70 y que fue condenado allá por 1981.  Marchó al exilio y luego fue indultado a mediados de los 80.  Artículos que hablaban de ETA, un asunto turbio, según Anson, pese a lo cual se sintió llamado a defender la libertad de expresión.  La manifestación estaba convocada por una plataforma “de izquierdas”, afirma Anson.

Pobre Anson, vió tanto rojo izquierdoso, que los confundió  a todos con liberados sindicales, ignorando  que, igual que nunca hubo 10.000 vírgenes juntas, tampoco han coincidido en la misma manifestación 10.000 liberados sindicales.  Salvo que se confunda liberado con afiliado a un sindicato o trabajador/trabajadora.  Entonces sí.  Más, muchos más de 10.000 trabajadores y trabajadoras se han juntado y manifestado en diversas ocasiones.

Tan grabado le quedó aquello a Luís María Anson.  Percibió el peligro con tanta clarividencia, que hoy no duda en respaldar a El Mundo en su campaña antisindical. Los sindicatos suponen un tremendo peligro para España, que en él, es tanto como afirmar que ponen en riesgo la monarquía.

Craso error.  Error de bulto, señor Anson.  La Constitución Española define perfectamente el papel de los partidos políticos (artículo 6) y de los sindicatos y asociaciones empresariales (artículo 7).  Los primeros vertebran la conformación de la voluntad política.  Los segundos defienden intereses económicos y sociales.  Es la ley la que regula su funcionamiento.

En el caso de los sindicatos el Estatuto de los Trabajadores y la Ley Orgánica de Libertad Sindical.  ¿Cuánto nos cuesta la libertad política?. ¿Cuánto cuesta la Libertad Sindical?. ¿Cuánto cuesta el aparato “político”, no-administrativo, del Estado, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos?. ¿Cuánto cuesta la publicidad, actos institucionales e inauguraciones de todo pelaje en todo lugar y a todas horas (véanse las facturas de la trama Gürtell)?.  ¿Cuándo nos cuestan, las subvenciones, ayudas, desgravaciones, deducciones, rebajas impositivas a empresas y organizaciones empresariales?.  Pese a la separación constitucional de Iglesia y Estado  … ¿Cuánto nos cuesta la Iglesia?.

Si empezamos por aquí, el estimado Anson, terminará entrando al trapo de El Mundo para cuestionar los costes de la Casa Real.

Las instituciones, por más constitucionales que sean, no son intocables, ni inmunes a la crítica de sus actos.  Pero una cosa son los actos criticables y otra el cuestionamiento de las instituciones en sí mismas.

Seguro que Anson, guiado por su amor a la libertad (de expresión, claro) y víctima de su escasa sintonía y contacto con los niños obreros en su tierna infancia, obra de buena fe, ignorando que los inconstitucionalistas que hoy le jalean contra los sindicatos, no dudarán e dirigir sus baterías contra cualquier otra institución que se les ponga por medio, incluida su amada monarquía.

Recuerde, señor Anson, que en este país, tan sólo los sindicatos y luego el Rey, han tenido la valentía, e imprudencia, de reclamar un Pacto de Estado político y social contra la crisis.  Recuerde que no tardando demasiado, es una profecía, tendrá que pedir ayuda a los trabajadores y sus sindicatos, para defender a las instituciones democráticas de cuantos entienden que los derechos y libertades son obstáculos para su beneficio personal, o como grupo de presión.  Personas que vivirían mejor en una dictadura o, cuando menos, en una democracia de baja intensidad.  Una dictadura no sale menos cara que una democracia, tan sólo el silencio de los corderos, hace menos vistoso el derroche brutal de los recursos y el descontrol programado de los dineros públicos.

Su gran error, señor Anson, es haber renunciado desde tan joven a volver a manifestarse.  Queda invitado, elija la manifestación que más le guste y será bienvenido.  Si su tema preferido es la libertad de expresión respetuosa con el Título I de la Constitución, como siempre, también tiene su espacio.  Nos sentiremos gustosos de contar con su presencia y apoyo.  No lo dude.  Ni pedimos carné, ni hay tanto liberados como le cuentan.  Muchos, muchísimos menos, de los que acuden a las manifestaciones.

No le pido que renuncie a su formación esmerada en el Colegio del Pilar.  Pero entre eso y el ejercicio de la libertad de expresión entre las estrechas paredes del franquismo, tal vez no disfrutó de la libertad de expresión en la calle, la libertad  de manifestación.  No estaría mal, y nunca es tarde, para recuperar la libertad que fue negada.

Lo dicho.  Le esperamos.  Escoja.  Ya sabe, es-coja.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid


DESCONTROL FISCAL EN ESPAÑA

julio 27, 2010


Uno de los más graves problemas de España como país, estriba en el fraude fiscal y la injusticia del reparto de las cargas fiscales.  Hay datos, indicadores, que ponen el acento en este problema.

Por ejemplo, es incomprensible que dos de cada tres euros en circulación en España se encuentren en billetes de 500 euros, al tiempo que uno de cada tres euros en circulación en Europa se encuentren en España.

El alto volumen de billetes de 500 euros es interpretado generalizadamente como un indicador de economía sumergida y de recursos acumulados por quienes han recibido dinero negro.

Si fuera verdad y lo es, España es el país con más fraude y economía sumergida de toda Europa.  El país con más dinero negro acumulado.

La corrupción y los pelotazos inmobiliarios tienen mucho que ver con esta situación.  La estimación de los propios técnicos de la Agencia Tributaria  parte de unos 90.000 millones de euros que escapan cada año del control fiscal.  Simplemente con situar estos índices de fraude en la media europea, podríamos obtener una recaudación de 38.000 millones de euros más en la Hacienda Pública. El ajuste del Gobierno reduce los gastos en menos de la mitad de esta cantidad en dos años.

Las políticas públicas no consisten sólo en gastar, sino que son posibles gracias al equilibrio entre gastos e ingresos.  Sin política fiscal, no hay política de ingresos y eso nos lleva a trabajar sólo con la lógica de reducir gastos.  Eso es lo que ocurre en España.  Desde Europa nos avisan de que ese es uno de nuestros problemas principales.

Sin embargo se prefiere actuar con recortes salariales a los empleados públicos, a los pensionistas, a los trabajadores del sector privado.  Se prefiere recortar inversiones públicas.  Los recortes salariales producen aumentos artificiales de la productividad pero no más competitividad en el futuro, porque siempre habrá países con costes salariales más bajos.  Países cercanos, como Marruecos, o más lejanos, como China o India.  Sin embargo, países como Alemania, Inglaterra o Estados Unidos tienen costes salariales mayores que España y son más competitivos que nosotros.

Recortar gasto público y costes laborales no es la salida.  Al contrario, aumenta la crisis, la prolonga, la enquista en el país.  Dinamita nuestros puentes hacia el futuro.

Sin embargo el PdT (Partido de los Tertulianos-PedeTe), sirve a sus amos y continúa insistiendo en que contra el paro, más reforma laboral, ignorando la evidencia de que el empleo sólo crecerá si crece la economía y eso no tiene nada que ver con el mercado de trabajo.

Entonces, por qué no se habla más de Reforma Fiscal.  Por qué no se habla de ingresos, inversión pública, reforma fiscal y  financiera.  Tal vez porque el objetivo no es sanear la economía, sino perpetuar  la usura y los escandalosos beneficios y sueldos de unos pocos.  Para eso hay que meter en vereda a los trabajadores y poner en jaque a sus organizaciones sindicales. De eso se trata en estos momentos.  Esa es la madre de todas las batallas.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid


Reforma regresiva

julio 25, 2010

 

Rodolfo Benito reflexiona sobre la Reforma Laboral en el Blog de Antonio Baylos. Una reforma globalmente regresiva y socialmente injusta.


Voraces parásitos

julio 22, 2010

 

Rosa María Artal aporta una excelente reflexión sobre la indolencia y docilidad creadas frente a los espeluznantes hechos que nos rodean.  Ricos, familia-católica, corrupción, voraces parásitos.


Crisis y sueldos de los directivos

julio 21, 2010


Antonio Baylos sigue alertando sobre la subida abusiva de sueldos de los altos ejecutivos. Desigualdad y discriminación para salir de la crisis.


Defensa Gutiérrez

julio 19, 2010

Estos movimientos de autonomía política y coherencia personal no son bien vistos en los partidos pero despiertan la simpatía de la sociedad. Excelentes consideraciones de Rosa María Artal al respecto del Voto Gutiérrez