Mayores, pandemias y nuevas tecnologías

octubre 10, 2020

Vivimos más años, pero eso no significa que vivamos mejor. La pandemia nos ha demostrado que la vida de nuestras personas mayores estaba en peligro y no teníamos con qué defenderla. En el caso de España más del 95% de las personas fallecidas por coronavirus tenían más de 60 años.

Tal vez, antes de la tormenta, podríamos haber pensado en hacer fáciles los días de sus vidas, pero convertimos en  negocios sus años. Dimos la espalda a la vejez, a la muerte y nos volcamos en la vida eterna mientras dure, mientras dure el dinero y la juventud, o al menos el gimnasio y la clínica dermoestética, o la cirugía plástica, mientras el cuerpo aguante.

Quiero pensar que hemos aprendido, pero es posible y más que probable que no sea así, por eso vamos a necesitar aprender a escuchar entre tanto ruido, escuchar a las personas, escuchar a las personas mayores. Claro que necesitamos nuevos productos farmacéuticos, claro que vamos a necesitar mucha tecnología médica puntera, cada uno de esos inventos necesita abundante inversión que debe ser recuperada con precios extraordinariamente altos. Pero sobre todo vamos a necesitar que la innovación, la investigación y la inversión acudan deprisa a tapar el hueco de la atención personal de las personas mayores. Lee el resto de esta entrada »


Defender la vida de las personas mayores

octubre 6, 2020

El día 1 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas Mayores. Hace poco eran viejos, ancianos, alguien decidió cambiar las palabras, tal vez con la intención de que dar otro nombre a las cosas cambia la realidad, así, sin más ni más, así, como si fuéramos dioses y nuestras palabras cambiaran el mundo a nuestro gusto. Por eso, no viejos, no ancianos, sino personas mayores, personas de edad.

Es una idea de la ONU, desde 1991, capicúa, como parte de esas ansias bondadosas, bienintencionadas, buenistas, de dedicar un día a cada problema, para que ese día se hable del asunto en los medios de comunicación y las instituciones, ONGs, empresas, realicen declaraciones, inauguren cosas, presenten informes, cosas que remuevan conciencias, las tranquilicen después y las olviden el resto del año.

No soy un negacionista de los días mundiales, o internacionales, más bien al contrario, procuro aprovecharlos para leer sobre el asunto conmemorado, pensar un poco, sacar conclusiones, hablar del problema y hasta cabrearme, eso que algunos llamaron un buen día indignación. Procuro, incluso que la indignación vaya más allá de un día, una primavera y se mantenga en el tiempo. Lee el resto de esta entrada »


Madrid en alerta, alarma, sitio

septiembre 26, 2020

Se cansaron de renovar cada quince días el estado de alarma y el gobierno de España se retiró, pensando tal vez que aquello se estaba transformando en un avispero, o puede que esperando que, en el mejor de los casos, el virus decretaría una tregua veraniega, teniendo en cuenta que muchos expertos anunciaban que las proteínas del virus se debilitarían con el calor.

Pero no, eso puede que lo hayan pensado algunos profesionales, ya sean sanitarios, veterinarios, o biólogos, porque los investigadores a pié de virus, saben que cada virus es distinto, que cada vez los hay más nuevos, preparados, evolucionados y que cualquier día uno de ellos sortearía el verano, burlaría el calor y seguiría adelante con su tarea de expandirse sin control. Lee el resto de esta entrada »


Los Nadie confinados

septiembre 22, 2020

Año tras año, década tras década, de tarde en tarde, de vez en cuando, de tanto en tanto, los periódicos se descuelgan, en páginas interiores, casi nunca en portada, con  alguna noticia sobre los Nadies, a cuenta de los desequilibrios territoriales de Madrid, en el Ayuntamiento de la capital, en los pueblos de la Comunidad. Datos sacados de informes elaborados por sindicatos, organizaciones sociales, ayuntamientos, o algún instituto de estudios.

Los resultados siempre son los mismos, los distritos de Vallecas (Villa y Pueblo), Villaverde, Usera, Carabanchel, Vicálvaro, Latina, o San Blas, los municipios de Parla, Fuenlabrada,  Valdemoro, Móstoles, Arganda, Leganés, siempre el Sur, el Sur-Este, el Sur-Oeste, siempre necesitados de reequilibrio, persistente Norte y Sur, dentro y fuera de la M-30.

Los peores datos de rentas, de empleo, de infraestructuras, de vivienda, de abandono educativo, más rentas mínimas, más necesidades sociales, más contaminación y degradación urbana, los peores datos hasta en esperanza de vida. Lee el resto de esta entrada »


Sanidad, el poder de lo público

agosto 29, 2020

Recuerdo que durante un tiempo, meses tal vez, nos asomábamos a las ventanas

(recuerdo también que vivíamos encerrados, confinados decían, porque una pandemia recorría el país, el mundo entero, a la manera en la que lo hacían el cólera, la viruela, el sarampión, en tiempos lejanos)

y aplaudíamos, un buen rato aplaudíamos, a quienes estaban combatiendo en primera línea en los hospitales, en los centros de salud, en los supermercados, las residencias de personas mayores, la atención domiciliaria, la seguridad ciudadana.

Como la crisis económica del 2008 de la que veníamos, la pandemia que ha llegado lo ha hecho para quedarse. La fueron profetizando sus predecesores, el AIDS, el SARS, MERS, ébola, zika y ese montón de gripes aviares, porcinas, o simplemente A. No se ha ido, el COVID19 sigue haciendo de las suyas, enfermando a personas, matando a personas, no sabemos hasta dónde, no sabemos hasta cuándo.

Salíamos a aplaudir varios minutos cada día, durante todo el confinamiento, hasta que comenzó aquello de la fases

(algunos intentaron apagar los aplausos a base de caceroladas, sin demasiado éxito y con riesgos para la salud cuando aquellas cacerolas sonaban sin distancia de seguridad, ni mascarilla y con cucharas mal lavadas) Lee el resto de esta entrada »


Salud mental y coronavirus

julio 29, 2020

Comienzan a aparecer los primeros resultados de estudios psicológicos en los que participan investigadores españoles sobre los efectos del coronavirus en la población. Una investigadora Marta Evelia Aparicio, profesora de Psicología en la Complutense, me hace llegar el primer avance de conclusiones del estudio internacional en el que participa el Grupo de Investigación de Estilos Psicológicos, Género y Salud.

Mucho se ha hablado de las muertes e infecciones producidas por el COVID19. De las carencias e insuficiencias de nuestro sistema sanitario para atender al desbordamiento de los servicios de urgencias. De las tremendas dificultades de los servicios sociales para dar respuesta a las colas del hambre, o a los problemas sobrevenidos de alojamiento por impago de alquileres.

Se ha debatido sobre las pérdidas de empleo, la necesidad de los ERTEs, la urgencia del Ingreso Mínimo Vital. De las caídas del Producto Interior Bruto, la actividad productiva y otras consecuencias económicas que tardaremos en digerir, con sectores muy vulnerables y difícilmente recuperables en las mismas condiciones en las que venían funcionando. De las necesidades educativas cubiertas con la utilización masiva y ex novo del e-learning. Lee el resto de esta entrada »


Educación modo pandemia

julio 27, 2020

Creí que estos meses de extraño confinamiento iban a dar de sí para repensar algunas cosas. Así lo afirmaban algunos tertulianos (no pocas tertulianas también), los numerosos supuestos expertos asiduos en todas las cadenas televisivas. Vamos a aprender, vamos a ser de otra manera, el mundo ya no va a aser el mismo. Pero ha acabado el estado de alerta, alarma, excepción y confinamiento para que todo pretenda volver a su ser.

Los mismos tertulianos ultraliberales (y no pocos de los otros) que nos dejaron la sanidad pública (y los servicios públicos en general) como unos zorros, famélicos, incapaces de contener los terribles efectos de la pandemia, han vuelto a la cantinela sempiterna de la recuperación de la confianza, la vuelta a la senda del crecimiento y las bajadas de impuestos para promover la inversión y el retorno del consumo.

No hemos repensado nada y cada cual pretende volver a las andadas allí donde las había dejado. Se me ocurre que una de las cosas que deberíamos repensar y fortalecer (además de la sanidad, claro), sería la educación. Nadie va a ofrecer viajes gratis, ni considerar héroes tipo Princesa de Asturias,  a esos profesionales de la docencia que han tenido que reinventar la enseñanza y reinventarse a sí mismos, para seguir dando clases con sus propios ordenadores, inventando programas educativos  y aprendiendo a enseñar olvidando lo aprendiendo. No serán considerados héroes, pero sí han sido revolucionarios, partisanos, innovadores de los de verdad. Lee el resto de esta entrada »


Tiempos de pandemia y poesía

julio 27, 2020

Vivimos tiempos extraños, muy extraños, tiempos desconcertantes en los que los centros de salud siguen cerrados para la enfermedad y las terrazas de los bares abiertas para tomar copas. Tiempos en los que las listas de espera de pruebas médicas tienden al infinito mientras las playas se encuentran atestadas de gente obcecada por tirarse sobre una toalla y meter los pies en el agua de mar. Los viejos siguen enfermando y muriendo en sus casas y en las residencias mientras sus nietos se atracan de virus en los botellones y en los parques, dispuestos a compartirlos luego con la querida familia.

Un mundo de locos, hemos descubierto un mundo atrincherado contra sí mismo, contradictorio y obnubilado, capaz de imponer sanciones y multas por doquier un día, para llamar inmeditamente a una nueva normalidad que consiste en la vieja anormalidad con mascarilla.

Escucho al ministro de sanidad explicar que  tenemos controlada la pandemia hoy, hoy controlada, porque ayer nadie daba abasto para ingresar, diagnosticar, tratar, aplicar respiradores, morir dignamente, enterrar con dignidad. Ni mascarillas, ni guantes, ni batas y trajes protectores tenían nuestros sanitarios.

Ahora sí, hay que reactivar la economía. Dudo que hayamos controlado la pandemia, pero hay que decir que sí, ya hemos vuelto a la normalidad del futuro, un absurdo remake de regreso al futuro. Lo dicho, de locos, no hay quien lo entienda. Por eso me asombra que en este desenfreno de pasiones y bandazos incontrolables haya quien sigue leyendo e interpretando el mundo con voces de poesía. Lee el resto de esta entrada »


Reconstrucción de la nueva normalidad

junio 30, 2020

No me digáis que no hay algo de oxímoron, de combinación de significados opuestos, en estas formulaciones que nos empujan a salir de la crisis cuanto antes, reconstruir, crear una nueva normalidad. Algo se está tramando. Construir futuro a base de reconstruir pasado, suena extraño.

Hasta hace unos días todo eran multas, confinamiento, horarios restringidos de salida, deporte, paseo, fases de desconfinamiento, denuncias, aplausos a las 8 de la tarde, caceroladas variadas (algunas callejeras) a las 9, contra esto o aquello, contabilidad monótona de muertos (la mayoría en las residencias de ancianos), noticias machaconas, el monopolio informativo del coronavirus.

Hoy todo ha cambiado, de las páginas web han desaparecido las referencias a pandemias, todo se convierte en animada cháchara que te invita a salir a la calle (con todas las medidas de precaución, mascarillas, lavados y distancias, pero a la calle), los tertulianos vuelven a ocuparse de macabros asesinatos, okupas, restauraciones patéticas de vírgenes de Murillo y hasta Cataluña ha vuelto a ser la casa de todos los españoles. Cataluña es tu casa, dice la Generalitat a los turistas que, durante este aciago año, serán españoles todos, catalanes todos, o casi todos. Lee el resto de esta entrada »


Vísteme despacio que llevo prisa

junio 5, 2020

El Coronavirus no es ninguna broma. Lo hemos aprendido a costa de muchas muertes, mucho dolor y no pocos errores. Nadie sabe muy bien cómo se comporta cada virus hasta que impacta sobre nosotros. Los hay muy virulentos y otros cuyos efectos son mucho más leves, algunos dan la cara de inmediato y otros tardan tiempo en hacerse notar en cada organismo, unos son muy contagiosos, otros son selectivos y atacan especialmente a jóvenes (como la gripe española), o a mayores (como este Covid19), otros pasan casi desapercibidos. Unos se detienen con el calor, otros no.

Pueden mantenerse latentes durante miles de años bajo el permafrost siberiano, en las profundidades de una selva y, de pronto, se derrite el hielo, o nos adentramos en un bosque intrincado y el virus pasa a un animal, a un hongo, una planta, una bacteria, otro virus y decide acompañarnos de vuelta, amablemente lo transportamos en nuestros aviones y luego depende tan sólo de la suerte que tengamos que pase de largo, o que se instale entre nosotros, que nos enferme, o nos mate.

Cada país ha adoptado unas medidas para contenerlo, con mayor o menor fortuna, con más o menos confinamiento, nadie sabía si iba a acertar porque ha dependido de la suerte que hayan tenido nuestros asesores científicos, nuestros expertos, los investigadores. Al final parece que han acertado los que han buscado con tests a los contagiados asíntomáticos, los han aislado a tiempo y han adoptado medidas para mantener las distancias y usar mascarillas (yo no te contagio, tu no me contagias), medidas como el cierre de actividades que implican contacto social. Lee el resto de esta entrada »