Inteligencia artificial y empleo

febrero 4, 2020

Las revoluciones industriales siempre han venido acompañadas de miedo, prevención y alarma ante la posibilidad de que las máquinas terminasen con los puestos de trabajo. La palabra ludita sirve para definir a los seguidores de Ludd que quemaban las primeras cosechadoras y máquinas textiles de vapor.

Hay historiadores que consideran que la dispersión industrial en Inglaterra convirtió el movimiento ludita en una especie de variedad violenta de una negociación colectiva imposible. Algo de razón deben de tener porque la  verdad es que aquellos mineros, trabajadoras del textil, o los campesinos, no tenían nada contra las máquinas, sino más bien contra quienes hacían imposible que los avances productivos se tradujeran en mejoras económicas y sociales para ellos y sus familias.

Lo que tenían claro aquellas  buenas gentes era que, lejos de un mayor bienestar general, se producía un mayor empobrecimiento a causa del aumento de los precios, el desabastecimiento de mercancías y las guerras continuas. La emigración a las grandes concentraciones urbanas, hacinados en infraviviendas, sometidos a una brutal contaminación.

De la misma manera la ciudadanía de hoy en día comprueba cómo las mejoras tecnológicas traen empleos más precarios, salarios más bajos, deterioro de la protección social, aumento de las desigualdades y degradación de las condiciones de vida. No es que lo uno tenga que ver mecánicamente con lo otro. Pero el hecho el que el 72 por ciento de los ciudadanos europeos teme que los robots les terminen robando el puesto de trabajo.

Puede ser que haya quien argumente que la robotización, la inteligencia Artificial, la automatización de determinadas tareas están demandando nuevos profesionales, otro tipo de empleos y nuevas cualificaciones en campos tan diversos como el transporte, la educación, las industrias, o la sanidad. Es verdad. Igual que en anteriores revoluciones industriales, desaparecieron unos puestos de trabajo y nacieron otros nuevos. Lee el resto de esta entrada »


El ejemplo de los Abogados de Atocha

enero 23, 2020

El joven universitario, se llama Manuel, elige tema de investigación para su tesina. Ha estudiado y escrito algo sobre el final de los  Tribunales de Orden Público (TOP) de la dictadura. Su interés ha comenzado a centrarse en la violencia política durante la Transición española.

Decide que el tema que va a investigar es el asesinato de los Abogados de Atocha, aquel 24 de enero de 1977, en el despacho laboralista de la calle Atocha, 55, que unos llaman atentado, otros crimen, magnicidio, unos cuantos masacre y no pocos matanza.

Por el camino acabará escribiendo un par de artículos titulados, El imaginario colectivo de la Transición a través de la violencia política y otro, El sentimiento de impunidad ultraderechista frustrado: la matanza de Atocha. Porque eso que hemos llamado Transición, edulcorando las crónicas patrias, fue más complejo, conflictivo y violento de lo que nos cuentan.

No lo sabe aún, pero durante los próximos nueve años, Manuel se va a adentrar en un proceso complicado de entrevistas sometidas a la memoria siempre perfeccionada del entrevistado, actas judiciales, artículos que sostienen unas opiniones y otros tantos que defienden tesis contrarias y contradictorias. Hay también unos pocos que apuntan a nuevas pistas que le obligan a retomar el hilo allí donde amenaza con haberse cortado.

Los Abogados de Atocha parecen un tema diáfano, claro, con abundante documentación al alcance, en los tribunales, las hemerotecas, en los archivos del Partido Comunista de España y de CCOO y un buen número de personas  que vivieron aquellos siete días de enero dispuestos a contar su versión. Lee el resto de esta entrada »


Carta abierta a un multimillonario español

enero 23, 2020

Andáis revueltos los ricos del país con la llegada de un gobierno de la izquierda nacido de la coalición del PSOE y Unidas Podemos. No se trata exactamente de la tan anunciada caída del régimen del 78 a lo que estamos asistiendo, sino tan sólo al final de esa fórmula de turno de dos partidos en el gobierno, que se ha mantenido inmutable a lo largo de los últimos 40 años.

Es cierto que, a nivel territorial, o local, siempre se han producido alianzas entre partidos de derechas, de izquierdas, o entreverados, que aseguraban la gobernabilidad. Hemos visto gobiernos del PSOE con IU, del PNV con el PSOE, o del PP con otras fuerzas nacionalistas, o regionalistas. Nunca ha pasado nada grave por ello.

Pero a nivel estatal, el PP y el PSOE se habían ido turnando en los gobiernos, bien porque obtenían una mayoría absoluta, o porque conseguían los apoyos de las fuerzas nacionalistas, fundamentalmente de Euskadi, o de Cataluña.

Ya no lo recordamos, pero existieron, aquellos tiempos en los que Aznar hablaba, o balbuceaba, catalán en la intimidad de su hogar. En los que pactaba con el PNV sus gobiernos, o en los que llamaba Movimiento Vasco de Liberación a los terroristas con los que negociaba.

El problema es que todo se acaba y la crisis inaugurada en 2008 ha terminado poniendo en cuestión la capacidad de dos únicos partidos para representar una realidad marcada por la diversidad, la pluralidad, las tensiones sociales y los intereses distintos y a menudo confrontados entre colectivos y entre territorios. El bipartidismo imperfecto ha saltado por los aires. Lee el resto de esta entrada »


Inteligencia artificial y formación

enero 6, 2020

Las tres cuartas partes de los ciudadanos europeos tiene miedo de que los robots terminen por arrebatarles sus puestos de trabajo. No es un miedo infundado, a la vista de los informes que estiman que la mitad de los puestos de trabajo podrían automatizarse en el medio plazo.

Por el momento no han aparecido en escena los ludistas de la enésima revolución planetaria, pero nunca se sabe. Según encuestas europeas, el 43 por ciento de los trabajadores y trabajadoras en Europa han visto cambiar las tecnologías que emplean en sus puestos de trabajo, al tiempo que un 47 por ciento ha comprobado cómo los métodos y las prácticas de trabajo se han modificado sustancialmente y todo ello en tan sólo los últimos cinco años.

Esto va a una velocidad imparable y los seres humanos corremos detrás de cambios permanentes que afectan a nuestras vidas, con la vana ilusión de mantener el tipo, la estampa y la apariencia de estar al día, a la última. Lo cual es imposible. El miedo es algo natural, pero en estos momentos parece formar parte de un destino fatal e ineludible.

La inteligencia artificial es un hecho, ha llegado para quedarse, avanza con tremenda rapidez. Los sistemas que permiten reconocer imágenes y detectar enfermedades como el cáncer han reducido su margen de error del 29 al 3 por ciento en poco más de siete años. El personal médico y de enfermería aprende aceleradamente a manejar esas máquinas, no a trabajar con ellas, sino a hablar con ellas y establecer diagnósticos tras escuchar las sugerencias del aparato. Lee el resto de esta entrada »


El acuerdo puede no ser suficiente

enero 6, 2020

Fiestas navideñas. Me gustaría dedicar este artículo a esas cosas propias de la temporada, los buenos deseos y culminar con un Feliz Año 2020, pero la realidad y los deseos no siempre van de la mano. Dediqué el artículo anterior a dar mis razones para apoyar el acuerdo de gobierno suscrito entre PSOE y Unidas Podemos. Cada una de sus propuestas, redactadas a modo de ideas fuerza, me parecían una guía, una hoja de ruta para el futuro gobierno.

Un acuerdo corto, que no deja de ser un decálogo de compromisos necesarios y urgentes. Ocurre que lo que hubiera sido  suficiente hace pocos meses, puede que no lo sea hoy. Somos muchos los que tenemos la impresión de que los asesores han jugado una mala pasada a Sánchez y a Iglesias.

Hace unos  meses, los asesores de Sánchez decidieron aconsejar dar portazo al acuerdo de gobierno con Iglesias y abrieron las puertas a la celebración de unas nuevas elecciones generales, fiándolo todo a unas encuestas que daban una cosa en el momento de la convocatoria, otros pronósticos distintos en las inmediaciones de las mismas y un resultado final bastante peor que el anterior.

Mientras tanto, los asesores de Iglesias se empecinaron en reclamar puestos en el gobierno, por encima de la negociación de un mínimo acuerdo como el que ahora han suscrito. Prefirieron las elecciones a dar gratis el voto. Y ambos, Sánchez e iglesias, despreciaron la opinión de otros que, como Rufián, anunciaban que, tras la sentencia del procés, el voto para propiciar un gobierno de progreso, posible hace unos meses, podría ser inviable en Navidades. Lee el resto de esta entrada »


Mensajes navideños

enero 6, 2020

Vaya, mi artículo mensual tiene que publicarse el día de Nochebuena. El Rey de España tiene mensaje navideño. Puede que no sea el suyo, que se lo escriban otros, pero lo pronuncia él. Unas veces gusta más, otras menos. Algunos (más bien gente mayor) se sientan ante la televisión para escucharlo, otros cambian de canal, o siguen a lo suyo, dando los últimos retoques a la mesa preparada para la cena.

Total es un discurso grabado y mañana darán los cortes más jugosos en todas las cadenas, los tertulianos desmenuzarán, sacarán punta, seccionarán con fino bisturí, o cuchillo de capador, harán sus interpretaciones particulares en función de su peculiar ideología y, sobre todo, de la caja, o las cajas, de las que se nutren sus cepillos limosneros.

Para no ser menos, cada presidenta y presidente de Comunidad Autónoma, alcalde y alcaldesa, cada empresario, o empresaria de postín, dirigirá un discurso a su pueblo soberano correspondiente. No se andan con chiquitas. Hasta nosotros mismos, quien más, quien menos, mandará su mensaje en forma de felicitación navideña remitida por carta (cada vez menos), por correo electrónico, o a través de cualquiera de las redes sociales al gusto del usuario. Lee el resto de esta entrada »


Destrucción del trabajo y cambio climático

diciembre 12, 2019

Miles de vehículos recorren cada día la ciudad. Días que a veces se prolongan durante semanas, en los que el ambiente es insoportable. Dicen que es cosa de la inversión térmica que forma una capa de aire frío sobre las calles heladas y que impide la circulación, el movimiento, el arrastre de las partículas suspendidas, el polvo, el humo. Se agravan las dolencias, aumentan las muertes. Luego dicen que si la abuela fuma. Aparecen nuevas dolencias, epidemias, enfermedades crónicas, que dan mucho trabajo a los boticarios.

Una boina gris, marrón, cada vez más oscura, se forma sobre la ciudad. Es invierno. Los humos de las chimeneas de empresas industriales y calefacciones, los olores que brotan de las alcantarillas, o que llegan desde las plantas incineradoras de basura, lo llenan todo. Hedor, asfixia. Comienzan a reciclarse los residuos. Van siendo trasladados de un lugar a otro. Muchos acaban en un mar que, harto de invasiones indeseables, los devuelve a tierra violentamente, o crea nuevos territorios, islas y pequeños continentes.

Las crisis, en un mundo de comercio internacional desenfrenado y dependencia energética desaforada, produce hambrunas, regímenes dictatoriales, tortura, cárcel, enfermedad, conflictos, desempleo, guerras, desaparición de los horizontes de futuro, desplazamientos de población en forma de emigrantes y refugiados que huyen de la muerte, que buscan la supervivencia en la gran ciudad, por contaminada que se encuentre.

Los hay de todos los colores, de todos los países, de cualquier creencia religiosa y convicción ideológica. Cambian la muerte segura por la explotación cierta. Llegan desolados, rescatados de los mares, muertos de frío, húmedos de miedo, hundidos en sí mismos, dispuestos a dormir en las calles, a ser engullidos por los barrios más miserables, hacinados en viviendas destartaladas de alquiler impagable y a aceptar trabajos que nadie quisiera para sí mismo, o para sus hijos, piden limosna a la puerta del supermercado, venden por las calles. Luego dicen que el pescado es caro. Mejor de pedir que de robar, decían hace muchos, muchos, años en mi barrio. Lee el resto de esta entrada »