Prioridad: la vida

Por Javier López, secretario general de CC.OO. de Madrid

El verano toca a su fin y los cronistas de la Villa se apresuran a resumir, para cuantos marcharon de vacaciones, la vida y milagros de este Madrid estival, las serpientes de verano, las inauguraciones pergeñadas para ocupar una página en los periódicos escasos de noticias, la batalla interna en el PP para suceder a Rajoy, los primeros pasos de la nueva dirección socialista en la región.

Sin embargo, pocos cronistas se han parado, en estos días, a reflexionar sobre la tragedia de los accidentes laborales. Esa lacra que no se detiene por vacaciones y que nos ha vuelto a dejar un saldo inadmisible de muertes en el trabajo. Especialmente en el sector de la construcción.

Madrid no va bien en el cuidado de la vida y la salud de los trabajadores. Entre enero y julio de este año murieron en Madrid 100 trabajadores. Habría que remontarse a 2002 para encontrar cifras peores con 108 muertes por accidente en el mismo periodo. Precisamente en mayo de ese año se firmó el I Plan Director en Prevención de Riesgos Laborales entre los sindicatos CCOO y UGT, los empresarios de CEIM y el Gobierno regional.

El camino recorrido, con los dos Planes Directores firmados, ha permitido contener el crecimiento de las muertes por accidente y reducirlas con respecto a 2002, pese al importante crecimiento de la población trabajadora y el auge de sectores de alto riesgo, como el de la construcción. Sin embargo el último año se viene caracterizando por un repunte de los accidentes mortales.

Desde CCOO creemos que el empeoramiento de la situación tiene que ver con la paralización del Plan Director a lo largo de 2007 en las actuaciones de empresarios y sindicatos en cumplimiento del mismo. El Gobierno regional entiende que los sindicatos somos demasiado críticos con sus políticas y decide unilateralmente paralizar los fondos del Plan Director. Se trata de una patada a los sindicatos en el culo de todos los trabajadores.

Tan sólo CCOO, a lo largo de 2006, en cumplimiento del Plan Director, visitamos más de 2.300 centros de trabajo, el 61 por ciento pequeñas y medianas empresas donde se concentran las peores cifras de accidentes.

Atendimos más de 1.700 consultas y asesorías sobre exposición a riesgos. Cursamos 147 denuncias a la Inspección de Trabajo y otras 65 al Instituto Regional de Seguridad y Salud. Nos personamos ante los tribunales como acusación popular o particular en 32 casos y realizamos más de 120 visitas a los juzgados para comparecer con peritos, testigos o imputados.

Elaboramos guías laborales en diferentes idiomas para inmigrantes y trabajamos en grupos con inmigrantes en sectores de riesgo como la construcción o la limpieza. Trabajamos en temas medioambientales como residuos, vertidos, emisiones contaminantes, elaborando guías medioambientales e información específica para delegados y trabajadores. Actuamos en la prevención de riesgos laborales para las mujeres con la edición de una guía de prevención de riesgos laborales, reproducción y maternidad. Hemos realizado 30 talleres con jóvenes en centros educativos de la Comunidad de Madrid. Junto a 19 jornadas y seminarios por los que han pasado más de 3.500 delegados sindicales. Hemos elaborado y publicado estudios e investigaciones sobre riesgos psicosociales en las Administraciones Públicas, siniestralidad laboral en la Comunidad de Madrid, violencia en el sector sanitario o trabajo en los autobuses urbanos e interurbanos.

Todo esto ha quedado paralizado a lo largo de 2007 al negarse el Gobierno regional a firmar los convenios con empresarios y sindicatos en el marco del Plan Director.

La sensibilización y el control permanente de las condiciones de trabajo son elementos esenciales para la prevención de los riesgos laborales.

Parece evidente que algunos empresarios desaprensivos han encontrado más facilidades para incumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, abusar de la temporalidad y la subcontratación, de los jóvenes y los inmigrantes.

La cultura preventiva pierde pie en Madrid y es más necesario que nunca que los empresarios cumplan la ley, que se actúe sobre la cadena fraudulenta de la subcontratación, que desaparezca la precariedad laboral. Es la primera tarea, la prioridad sindical en este inicio de curso porque la garantía de la vida y la salud es la primera condición para la dignidad del empleo.

Las competencias en esta materia corresponden a la Comunidad Autónoma y el Gobierno regional tiene la responsabilidad de cumplir el Plan Director 2007 y negociar de inmediato un III Plan Director

accidente laboral

En lo que va de 2007 han muerto en Madrid 107 trabajadores

Anuncios

2 Responses to Prioridad: la vida

  1. pepepi dice:

    Esta bien este articulo pero un poco blando. Falta un poco mas de mala uva. La misma que tienen los empresarios que no cumplen la ley y el gobierno regional que no hace nada para que la cumplan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: